El digital eleconomista.es la sitúa en el Nº1 por sector CNAE 8010

eleconomista.es

Si en algo están de acuerdo la mayoría de empresarios es en que el principal reto de una empresa no es solo alcanzar el éxito, sino mantenerlo. Todos conocemos iniciativas empresariales que tras una fulgurante escalada durante su primer ciclo de vida, acaban sumidas en verdaderas depresiones económicas que las conducen a quiebras irremediables, quedando así su periplo empresarial en algo efímero de consecuencias fatales.

No es este el caso de la empresa Levantina de Seguridad, una compañía de raíces netamente valencianas que ha conseguido, a lo largo de sus casi 40 años de existencia, establecerse como punta de lanza en un sector tan competitivo como el de la seguridad privada donde el oligopolio de algunas multinacionales reduce considerablemente las posibilidades del resto de iniciativas empresariales. Levantina ha sabido adaptarse a los tiempos superando los retos que la adversidad presenta a lo largo de tan holgada existencia.

EN SEGURIDAD EL FACTOR HUMANO ES LO QUE CUENTA 

El principal activo de la empresa es “El factor humano” tal y como consta en su eslogan. Un plantilla distribuida entre su central y 5 delegaciones así como su filial en República Dominicana, cercana al millar de personas entre vigilantes de seguridad y administración, con cuotas altísimas de personal fijo en plantilla (85.61 % de empleados fijos).

LEVANTINA DE SERVICIOS GENERALES: Conserjes, instalación de alarmas y academia de vigilantes de seguridad

Otro motivo de congratulación para la compañía es la ostentación de la posición número tres en el mismo ranking de eleconomista.es de su filial de servicios generales, cuya actividad son los servicios de conserjería, instalación de alarmas y academia de vigilantes de seguridad.

“Levantina seguirá adaptándose a las diversas coyunturas de mercado que el futuro nos depare, aunque mantendremos en todo momento presentes los principios que nuestros predecesores nos legaron…” señala Javier Benítez CEO de la compañía.