Una mujer fue atendida de urgencia en un centro comercial de Gandía al verse afectada por un ataque de hiperglucemia.

 

La mujer cayó inconsciente en una tienda del centro y fue atendida por el vigilante de seguridad de la empresa Levantina que cubre el servicio del complejo. Rápidamente fue avisado el servicio del SAMU y mientras esperaban su llegada el vigilante prestó los primeros auxilios.

 

La diligencia del vigilante, evitó mayores complicaciones en la paciente.