Cuatro individuos fueron sorprendidos por los servicios de vigilancia del Grupo Roberto Ramón, cuando custodiaban un recinto cerrado con maquinaria pesada. Los delincuentes habían destrozado la valla perimetral del aparcamiento y se disponían a sustraer piezas y maquinaria diversa.

Al verse descubiertos emprendieron la huida con un vehículo a gran velocidad.

La rápida intervención de los vigilantes impidió el robo de valioso material. Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Guardia Civil.