Un individuo de nacionalidad búlgara, fue sorprendido en el interior del recinto de una empresa ubicada en un polígono industrial próximo a Valencia, cuando intentaba franquear su entrada.

El sospechoso fue sorprendido agazapado en una de las rondas del servicio de vigilancia a cargo de la empresa de Grupo Roberto Ramón Seguridad, intentando esquivar al vigilante.

Al sentirse descubierto lo atacó violentamente y éste tuvo que responder contundentemente para reducirlo. En el momento de ser entregado a la Policía Nacional se pudo comprobar su amplio historial delictivo.