Roberto Ramón Seguridad imparte entre sus vigilantes el Krav-Maga. Esta disciplina de defensa personal esta basada en una serie de técnicas defensivas utilizadas por las fuerzas de seguridad israelíes.

Con ello se pretende instruir a los profesionales de la empresa con las últimas técnicas en defensa personal para neutralizar ataques con armas de fuego, arma blanca o situaciones de violencia predecible. Asimismo esta disciplina consigue que el alumno neutralice el estrés generando autocontrol emocional en situaciones difíciles.

Roberto Ramón Seguridad consigue así, un reciclado continuo en su plantilla de vigilantes y una mayor profesionalización en sus servicios. Estos cursos también están a disposición del público en general, pues instruyen al alumno a desenvolverse en situaciones de robos o agresiones de todo tipo. Para más información pueden dirigirse a los teléfonos de la empresa reseñados en esta columna.