Dos individuos fueron detenidos en un polígono industrial próximo a Valencia gracias a la colaboración de dos vigilantes de seguridad de la empresa Roberto Ramón Seguridad.

Los detenidos huían de la policía a toda velocidad en un automóvil. Durante la persecución se internaron en las calles del polígono industrial momento en que los vigilantes, a requerimiento de la policía, cortaron el paso de los fugitivos.

Tan sólo hubo que lamentar diversos daños materiales en los vehículos.