Los servicios de vigilancia de Levantina, frustraron parcialmente un robo que tuvo lugar en un restaurante sito en un polígono industrial próximo a Valencia.

Los vigilantes fueron alertados por un empleado de una empresa contigua al restaurante, que oyó el estruendo de los ladrones al romper una de las ventanas.

La inmediata llegada del los efectivos de Levantina, hizo que los malhechores escaparan a toda prisa abandonando en su huida parte del botín así como las herramientas utilizadas para perpetrar el robo.

Posteriormente se avisa a la policía local y nacional y tras una inspección por las proximidades sin resultado se procede a la entrada del local donde se observaron daños de considerable cuantía.