Más de 100 ayuntamientos de toda España confían la seguridad de sus fiestas en verano a Levantina de Seguridad

Llega el verano y las temperaturas cálidas propias de nuestro país, nos induce a salir y a festejar una época caracterizada por los largos periodos vacacionales, el ocio y como no las fiestas.

Son precisamente las fiestas locales las que anualmente reúnen a todos los vecinos de los miles de pueblos repartidos a lo largo de toda la geografía nacional.

Pero como en todo tipo de fiestas, siempre hay desaprensivos que no entienden los límites de la diversión y cometen excesos de todo tipo, llegando a alterar notablemente el derecho lúdico de los demás.

EN SEGURIDAD, EL FACTOR HUMANO ES LO QUE CUENTA 

Otro de los aspectos importantes en seguridad es el control de maleantes que aprovechando las multitudes y el jolgorio generalizado aprovechan para apropiarse de lo ajeno impunemente. No podemos olvidar en esta revisión de incidencias los típicos actos vandálicos que destrozan mobiliario público o atentan contra la propiedad privada. Como vemos, la casuística es múltiple y en muchas ocasiones, las fuerzas de orden municipales son escasas para controlar todos los focos de atención, es en ese momento cuando la seguridad privada juega un papel insustituible en la seguridad de todos.

VIGILANTES DE SEGURIDAD CON PREPARACIÓN ESPECÍFICA 

Levantina de Seguridad, gestiona la seguridad de más de 100 ayuntamientos en toda España y se ha especializado en eventos de afluencia masiva, como conciertos, eventos deportivos o fiestas populares que concentran grandes multitudes de gente.

Sus efectivos, vigilantes de seguridad titulados, reciben una preparación específica para cada localización en función del tipo de evento, ubicación, tipología personal de los asistentes etc. “…hoy en día no basta con la presencia de un vigilante uniformado, además se requiere un análisis previo del evento que garantice una actuación correcta y en condiciones”, matiza José Luis Roberto Jefe de Seguridad de Levantina.