Levantina custodia decenas de monumentos falleros

Cerca de un millón de turistas disponen ya sus maletas para no perderse el espectáculo mundial de las Fallas en Valencia. Serán en total muchos más de dos millones los que deambulen por nuestras calles disfrutando del simpar ambiente que propicia nuestra ciudad durante las fiestas Josefinas. 

LA MEJOR SEGURIDAD EN FALLAS

Ante esta coyuntura festiva, los delitos se multiplican. Carteristas, ladrones y maleantes acuden también para hacer su agosto aprovechando la masificación de nuestras calles. Ante ellos, son las fuerzas de orden público las que nos protegen, pero ¿quién protege nuestras fallas?

Las comisiones falleras invierten cientos de miles de euros en cada una de sus manifestaciones artísticas y a diferencia de cualquier obra de arte, estas permanecen expuestas en la calle para orgullo de todos, pero también sometidas a actos vandálicos que podrían llegar a ser fatales.

EL FACTOR HUMANO DE LEVANTINA DE SEGURIDAD 

En este caso son los vigilantes de seguridad los que custodian no solo la integridad del monumento fallero, sino también todo lo que gira a su entorno, el casal, la carpa, los petardos, los excesos de alcohol, los transeúntes…

Los casales permanecen abiertos las 24 horas, las cenas se enlazan con las discotecas móviles y estas con “La despertá” que a su vez se funde con almuerzos, bandas de música, mascletá y un sin parar de eventos apelotonados que nos dan pie al más mínimo respiro y en donde la seguridad debe estar garantizada, para la tranquilidad de todos.

Levantina de Seguridad por su experiencia (más de treinta años en el mercado valenciano), dispone de vigilantes especialmente entrenados para cubrir este tipo de servicio, altamente experimentados y totalmente equipados para realizar su función con absolutas garantías.

Mientras todos intentamos vivir las fiestas a un ritmo frenético, son ellos los que trabajan para que la seguridad prevalezca ante el caos.