El operador de telecomunicaciones Orange España ha decidido diversificar sus fuentes de ingresos e irrumpir en el mercado de la seguridad en el hogar con el servicio Smart Security, en alianza con la compañía Tyco, especializada en este negocio.

Con este movimiento, Orange competirá directamente con los referentes del sector como Prosegur, Securitas, Securitas Direct, Eulen Seguridad, Segur Ibérica, Loomis o Verisure, entre otros.

Según explica la compañía, su nueva oferta se distingue de otros servicios por incluir, durante las 24 horas, el aviso a la Policía, conexión con la central de alarmas, doble conexión fijo y móvil y autogestión desde el smartphone. La comercialización del servicio arrancará el próximo 24 de mayo, con un coste mensual de 29,95 euros (IVA incluido), y una cuota inicial de 99 euros para la instalación de los equipos, todos ellos inalámbricos.

VIGILANCIA EN LOS HOGARES

En su objetivo por incrementar su actividad en el hogar conectado y los objetos inteligentes, Orange España será la primera filial del grupo francés que pondrá en marcha el negocio de vigilancia en el hogar, para en una segunda fase incrementar su presencia "en el ámbito doméstico con nuevas propuestas de ahorro y eficiencia energética, automatización y gestión de luces, electrodomésticos o teleasistencia".

Orange justifica su estreno en el mercado de la seguridad en respuesta a las demandas del 40% de sus clientes, que solicitan nuevas soluciones relacionadas con el hogar inteligente. Según datos del operador, apenas el 8% de sus clientes disponen de sistemas de alarma doméstico, lo que arroja un interesante margen de crecimiento para los nuevos jugadores en este sector.

Según Explica Orange, su nueva solución de seguridad incluye un "panel central del sistema, dotado de redundancia de comunicaciones, que permitirá la conexión inalámbrica de forma segura con los sensores". De esta forma -añade Orange- "se garantiza la calidad de servicio y disponibilidad, incluso ante intentos de ataque mediante corte de comunicaciones, intentos de inhibición y sabotajes por cortes de alimentación eléctrica". Asimismo, los clientes del servicio de Seguridad de Orange también dispondrán de un detector de movimiento, un videodetector un detector de apertura y cierre de puertas y ventanas. Los sensores de movimiento tendrán un coste adicional de 2,95 euros al mes, precisa Orange. La oferta está exenta de compromiso de permanencia.

Hace casi dos años, Movistar probó suerte en el mercado de la seguridad a través de una alianza con Securitas Direct, con el lanzamiento de Verisure hogar. Este servicio añadido del operador permite a sus clientes autogestionar el control de acceso a la vivienda, con la ayuda de cámaras de vídeo y un sistema de respuesta inmediata y automatizada en caso de emergencia.

Fuente: Eleconomista.es