Levantina de Seguridad con casi 40 años se convierte en la empresa de seguridad más antigua de la comunidad valenciana

Levantina de seguridad se fundó en Valencia en 1979 y poco a poco ha ido creciendo, creando nuevas líneas de negocio y formando el actual Grupo Levantina, un conjunto de empresas que suma a su matriz, otras empresas como: Levantina de Servicios Generales, Abogacía Gabinete Jurídico, Academia …

El grupo Levantina además de prestar servicios de seguridad ofrece servicios complementarios como conserjes, porteros, alarmas, extintores y academia de formación donde se imparten los cursos preparatorios necesarios para superar con éxito las pruebas de Vigilante de Seguridad. Asimismo también imparte cursos de preparación a las pruebas de acceso al Cuerpo de Policía Nacional y Local.

Durante su ciclo vital, el Grupo Levantina ha ido creciendo y ocupando un lugar preferente entre las grandes empresas del sector, afianzándose en el mercado hasta constituirse como un referente en seguridad, ampliando sus raíces a lo largo del territorio español en el que ha sentado base en: Madrid, Cataluña, Andalucía, Baleares, Galicia y por supuesto Comunidad Valenciana. Aunque esto no es todo, el pasado ejercicio Levantina de Seguridad da el salto y accede a los mercados internacionales, siendo su primera incursión en República Dominicana, donde adquiere una empresa de seguridad y accede a una importante cuota de mercado en aquel país, que le permite sentar sus bases y procesos empresariales con absolutas garantías de futuro.

La ilusión e inquietud de sus albores ha convertido al grupo empresarial valenciano en un grupo de empresas que emplea a más de 1000 persona. CEO de Levantina de Seguridad

Para hablarnos de su gestión entrevistamos a Javier Benítez, CEO de Levantina de Seguridad. Benítez a sus 39 años, reúne un extenso currículum que avala su experiencia y profesionalidad en diferentes puestos ejecutivos de distintas empresas.

Sr. Benítez ¿Imagino que gestionar una empresa del volumen de Levantina de Seguridad no debe ser tarea fácil?

Desde hace unos años nos encontramos en una fase donde aunamos la experiencia y sabiduría de los socios fundadores con la vitalidad y modernidad de la segunda generación creando un binomio perfecto junto a un personal muy profesional y comprometido que llevan toda una vida unida a nosotros hace que resulte fácil esta compleja tarea.

Hablando de filosofía empresarial: ¿En qué se basa la estrategia de empresa que les ha llevado a internacionalizarse?

En el factor humano. Como empresa de seguridad, comercializamos bienes intangibles, es decir la calidad de nuestros servicios está intrínsecamente ligada a la persona que los realiza.

No somos una cadena de producción que genera miles de productos iguales, cada servicio a prestar reúne unas peculiaridades específicas y cada vigilante de seguridad además de estar profesionalmente preparado, debe conocerlas y activar nuestros protocolos de calidad dependiendo de cada situación. Por ello la importancia de nuestro departamento de recursos humanos, que conjuga las habilidades personales de cada uno de nuestros empleados con sus necesidades obteniendo como resultado un servicio de calidad y un empleado contento. El factor humano es clave en nuestra estrategia empresarial.

¿Por qué República Dominicana y no otro país?

Teníamos algunas opciones en cartera, pero finalmente la balanza se inclinó más por República Dominicana especialmente por su potencial de mercado, compuesto en su mayoría por grandes cadenas hoteleras y multinacionales que demandan servicios de seguridad con estándares de calidad europeos.

Las empresas que fabrican productos se mantienen en una constante innovación por ejemplo de sus envases, sus materiales, sus colores etc. ¿Cómo innova una empresa que vende servicios como Levantina de Seguridad?

En una cadena de producción los cambios de producto son perfectamente visibles, en nuestra empresa no son tan apreciables a simple vista, porque no vamos a estar cambiando de uniformidad todos los meses (risas), pero bromas aparte, en Levantina invertimos una parte importante de nuestro presupuesto en investigación de mercados, en adquisición de nuevas tecnologías, dotando a las urbanizaciones y comunidades de vecinos donde prestamos servicio con equipos de desfibrilación semiautomáticos, en el reciclaje de nuestros vigilantes, en cursos de defensa personal, en definitiva permanecemos en una constante evolución que nos permite estar compitiendo con los mejores.

Aparentemente todas las empresas de seguridad ofertan el mismo tipo de servicios. ¿En qué se diferencia Levantina de sus competidores?

Has dicho aparentemente y estás en lo cierto. La pregunta no es el qué, sino el cómo.

Ofrecemos un servicio personalizado y seleccionamos cuidadosamente el personal para cada servicio.

Cuando un cliente nos llama no precisa únicamente un vigilante de seguridad, necesita una solución a un problema de seguridad en su empresa, urbanización, polígono industrial o evento, por lo tanto le ofrecemos no solo vigilantes de seguridad, le aportamos respuestas a ese problema de seguridad. Para ello tenemos nuestro departamento de inspección y calidad que pormenoriza cada detalle destacable en cada servicio, de forma que todo esté controlado con las mejores garantías de éxito.

No obstante y al hilo de tu pregunta, quiero decir que recientemente hemos lanzado un nuevo servicio de control de rondas. El servicio consiste en realizar rondas de control con asistencia directa del vigilante de seguridad en la vivienda o empresa a controlar ofreciendo un servicio disuasorio para posibles delincuentes. Junto con un servicio de acuda inmediata para aquellos clientes que disponen de alarma conectada a una central.

Por último y para finalizar Sr. Benítez ¿Cuáles son los planes de futuro de Levantina?

Siempre hemos trabajado dando pequeños pasos pero afianzados. Sabemos que competimos contra rígidas multinacionales, pero como ya he dicho nuestro punto fuerte es nuestro factor humano y agilidad para adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes. Nuestro futuro pasa por consolidar nuestros logros en el mercado nacional y seguir buscando oportunidades dentro y fuera de España sin perder en ningún momento la idiosincrasia particular precursora de nuestros éxitos.