Tras la crisis económica, la pérdida de puestos de trabajo en el  sector público ha dado lugar a una demanda de empleo dentro de las empresas de seguridad privada.

El aumento de las oportunidades de empleo originadas en el sector privado se deben a la Ley de Seguridad Privada que, desde 2014, eliminó la subordinación del área privada a los agentes de orden público, lo que generó nuevos servicios que se complementan a los ya existentes en el ámbito de la seguridad pública. La Ley actual de Seguridad Privada recoge que la seguridad “no solo es un valor jurídico, normativo o político; es igualmente un valor social”, con lo que quiere decir que la seguridad actúa como pilar primordial de la sociedad, en base a la libertad e igualdad de individuos, contribuyendo a su pleno desarrollo.

Formación especializada en Seguridad Privada

Desde la Academia Levantina pionera en 1997 con la implantación de  cursos de Vigilantes de Seguridad en Valencia. También fue pionera en la impartición de sendos cursos siguiendo la Orden Ministerial 318/2011 que regula la formación específica a disponer por los vigilantes de seguridad destinados en determinados servicios, tales como; transporte de seguridad; respuesta ante alarmas; vigilancia en puertos; vigilancia en aeropuertos y servicios con aparatos con rayos X; servicios con perros; servicios de vigilancia en buques.

Estos cursos facilitan el acceso a estos miles de puestos de trabajo que como la Ley indica “…es necesaria una mayor especialización del personal que los presta…”, con referencia expresa a los vigilantes de seguridad.

Según resolución 12-11-2012, se añadieron nuevos servicios que precisan de formación específica como son: servicios de vigilancia en centros comerciales; servicios de vigilancia en centros hospitalarios; servicio de vigilancia en urbanizaciones, polígonos, transportes y espacios públicos; servicio de vigilancia en eventos deportivos y espectáculos públicos; servicio de vigilancia en instalaciones nucleares y otras catalogadas como críticas; servicio de vigilancia centros de internamiento y dependencias de seguridad; y vigilancia del patrimonio histórico y artístico.

Cada una de estas especialidades, tiene su curso preparatorio homólogo en la Academia Levantina. Actualmente se dispone de matrícula abierta en un total de catorce cursos de formación específica para vigilantes de seguridad. Sin duda una puerta hacia el futuro de miles de profesionales de la seguridad privada.

+ info