Los detenidos sustrajeron uniformes y medios materiales, además de utilizar marcas registradas de dos empresas de seguridad privada para suplantarlas y obtener contratos con clientes a los que emitían facturas falsas

 

Cinco detenidos en Granada y uno en Valencia

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas en Granada y a una en Valencia por estafar a vigilantes de seguridad y a clientes de seguridad privada. Los arrestados empleaban a vigilantes de seguridad habilitados con falsos contratos y no los daban de alta en la seguridad social. Sustrajeron uniformes y medios materiales, además de utilizar marcas registradas de dos empresas de seguridad privada para suplantarlas y obtener de este modo contratos con clientes a los que después emitían facturas falsas.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes adscritos a la Unidad Territorial de Seguridad Privada en Granada detectaron determinadas irregularidades en las inspecciones que se efectúan a las empresas de seguridad privada en el marco de las competencias que tienen asignadas.

Los policías averiguaron que un grupo de personas se hacía pasar por empresas de seguridad privada y que falsificaban los contratos y las facturas con clientes que necesitaban sus servicios para organizar determinados eventos. Además contrataban de forma eventual a vigilantes de seguridad plenamente habilitados sin darlos de alta en la Seguridad Social y con la falsa promesa de que iban a ser contratados indefinidamente por esas empresas.

Con el fin de dar mayor apariencia a las estafas habían falseado también los partes de servicio y demás documentación a la hora de realizar dichos servicios de seguridad privada y poder engañar a los usuarios contratantes. Para ello cometer los engaños habían sustraído incluso uniformes y medios materiales, utilizando además marcas registradas de dos empresas de seguridad privada.

Finalmente los investigadores consiguieron identificar y localizar a los implicados en esta estafa, realizada por toda España, y procedieron a su detención, cinco de ellos en Granada y uno en Valencia.

Las investigaciones han sido realizadas por la Unidad territorial de Seguridad Privada de la Comisaría de Granada, en colaboración con la Unidad Central de Seguridad Privada.

 

Fuente:ideal.es