El hombre fue apresado y multado por la Guardia Civil y el vuelo tomó tierra sin problemas 10 minutos después

 

Un avión de la compañía Vueling procedente de A Coruña tuvo que retrasar su aterrizaje en el aeropuerto de Valencia el martes por la noche después de que fuera detectada una persona no identificada que se había colado en la pista.

El vuelo 1274, un Airbus 320 que había despegado del aeropuerto gallego de Alvedro hacia las 20:45 h, recibió el aviso de la torre de control de Manises unos minutos antes del aterrizaje por la "intrusión" de una persona no identificada "en el perímetro del aeropuerto", en las proximidades del campo de vuelo, según han confirmado fuentes de la entidad pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Los servicios de seguridad detectaron al individuo cuando saltaba la valla en la zona más próxima a la autovía A-3. Varias patrullas de la Guardia Civil y vigilantes de seguridad acudieron con urgencia al lugar y apresaron al individuo, que fue identificado en dependencias policiales para la correspondiente sanción administrativa, aunque finalmente no fue detenido.

Tras la detección se activaron los "habituales procedimientos de seguridad" en las instalaciones aeronáuticas, con el aviso a los controladores de la torre y a la cabina del vuelo que debía aterrizar, el único afectado por el incidente.

Una vez revisados los alrededores de la pista, el avión de A Coruña pudo aterrizar sobre las 22:15 h, apenas 10 minutos después de la hora inicialmente prevista, tras realizar lo que se denomina una "aproximación frustrada", algo muy frecuente ante condiciones meteorológicas adversas como niebla o viento fuerte.

La actuación de seguridad se enmarca dentro de los protocolos habituales y no se trata de ninguna respuesta especial ante una situación extraordinaria de alerta previa por riesgo de atentado. Desde AENA han informado de que el incidente "no supuso una amenaza seria de seguridad" para los pasajeros del vuelo VY1274.

Según una versión oficial, el intruso se encontraba dentro del "campo de vuelo" y se dirigía hacia la pista. Otra fuente confirma que la persona detenida por la Guardia Civil estaba ya dentro de la pista de aterrizaje, lo que eleva el nivel de peligrosidad de su acción.

Fuente: http://www.lasprovincias.es/