A lo largo de 2013, se organizaron las primeras reuniones de trabajo entre los principales agentes implicados en el marco del desarrollo de los referidos Planes Estratégicos Sectoriales, comenzando por los sectores de la Energía, el Nuclear y el Financiero, con la idea de continuar secuencialmente por el desarrollo del resto de sectores.

Estos trabajos nos permitieron conocer, en cada uno de los sectores estratégicos estudiados, cuáles son los servicios esenciales proporcionados a la sociedad, el funcionamiento general de éstos, las vulnerabilidades del sistema, las consecuencias potenciales de su inactividad y las medidas estratégicas necesarias para su mantenimiento.

Secretaría de Estado

La Secretaría de Estado de Seguridad es el órgano superior del Ministerio del Interior responsable del Sistema Nacional de Protección de las Infraestructuras Críticas, conforme al artículo 6 de la “Ley PIC”.

Este cometido se ejerce con la asistencia del CNPIC, órgano ministerial encargado del impulso, la coordinación y la supervisión de todas las actividades que tiene encomendadas en este ámbito dicha Secretaría de Estado. Y es el Secretario de Estado precisamente el responsable de presidir la Comisión Nacional PIC que tiene, entre otras atribuciones, la de aprobar los Planes Estratégicos Sectoriales y designar a los operadores críticos.

La reunión constitutiva de la Comisión Nacional PIC tuvo lugar en junio de 2014, y en ella se aprobaron los primeros cinco Planes Estratégicos Sectoriales (los correspondientes al Sistema Eléctrico, Gasístico, Petróleo –la confección de un único plan del sector energético, dada su amplitud y diferenciación no se consideró oportuno, por lo que se desglosó en tres distintos–, Nuclear y Financiero), así como a los respectivos operadores (39 en total) responsables de la gestión de infraestructuras críticas en estos sectores.

Turno de operadores

Del sistema de planificación aquí esbozado se deriva una responsabilidad compartida entre el operador crítico (propietario y/o gestor de las infraestructuras críticas que presta servicios esenciales) y el Gobierno de España, representado por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, como garante de que los servicios esenciales sean proporcionados en condiciones de seguridad, integridad y calidad en beneficio de la población civil, las instituciones públicas y el sistema empresarial del país.

Las dos primeras piezas de dicho sistema de planificación ya han sido parcialmente diseñadas por el Estado (Plan Nacional de Protección de las Infraestructuras Críticas y parte de los Planes Estratégicos Sectoriales), mientras que la redacción de los Planes de Seguridad del Operador es responsabilidad de los operadores críticos. Tras la aprobación, de los Planes Estratégicos Sectoriales relativos a la Energía, Industria Nuclear y Sistema Financiero, los operadores críticos designados han ido entregando al CNPIC, para aprobación, sus respectivos Planes de Seguridad del Operador. Estos planes, una vez revisados y aprobados, junto con las propuestas de mejora en su caso observadas, fueron remitidos a los correspondientes operadores antes de verano de 2015, abriéndose un plazo de cuatro meses para que cada uno de ellos presentara un Plan de Protección Específico por cada infraestructura crítica identificada.

A partir de este momento, pues, la implantación del Sistema PIC tiene también su continuación en el marco territorial y operativo policial. Esta implantación debe llevarse a cabo a través de los Planes de Protección Específicos y de los Planes de Apoyo Operativo, sobre los cuales las Administraciones Públicas (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad) tienen responsabilidad en la aprobación y revisión de los primeros, y en la elaboración, aprobación y revisión de los segundos.

Los primeros Planes de Protección Específicos (más de un centenar) comienzan a tener entrada en septiembre de 2015, siendo por tanto necesario que los órganos territoriales competentes tengan instrucciones claras para la aprobación de los mismos y para la subsiguiente implantación de los Planes de Apoyo Operativo.

Con el fin de culminar el establecimiento del sistema de planificación establecido en la Ley 8/2011 a nivel territorial, en atención a las especiales obligaciones que exige la citada Ley a las Administraciones Públicas competentes, y teniendo en cuenta los numerosos agentes que participan en su implantación, el secretario de Estado de Seguridad ha dictado, en septiembre, una Instrucción, dirigida a los responsables policiales con competencias en la protección de las infraestructuras críticas, donde se diseña un marco de actuación, que contribuya a agilizar la implantación del citado Sistema de una manera eficaz, ágil, homogénea y armonizada en las diferentes Comunidades Autónomas y en las ciudades con Estatuto de Autonomía.

Esta Instrucción tiene como objeto determinar el procedimiento de gestión y coordinación a seguir en lo referente a la implantación del Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas a nivel territorial (Planes de Protección Específicos y Planes de Apoyo Operativo). Dentro del alcance de esta Instrucción, son agentes competentes en materia de protección de infraestructuras críticas las Delegaciones de Gobierno en las Comunidades Autónomas y en las ciudades con Estatuto de Autonomía, las Comunidades Autónomas que ostenten competencias estatutariamente reconocidas para la protección de personas y bienes y para el mantenimiento del orden público, y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. De su ámbito de aplicación se exceptúan únicamente (conforme a lo dispuesto por el artículo 29 del RD 704/2011), aquellas instalaciones nucleares, portuarias, de navegación aérea, aeropuertos y aeródromos que, en su caso, tengan la consideración de críticas, ya que se rigen por su propia normativa.

De esta manera, y teniendo en cuenta los diferentes plazos arbitrados por la Ley para la redacción, presentación y aprobación de los diferentes planes, se prevé que el Sistema de Planificación PIC pueda estar completamente desplegado a lo largo del mes de enero de 2016 (obviamente en lo relativo a los tres sectores ya conocidos: Energía –Electricidad, Gas y Petróleo–, sistema Financiero e industria Nuclear).

Fuente: seguritecnia.es