Durante la Semana Santa decenas de Ayuntamientos y Cofradías contratan los servicios de Levantina de Seguridad tanto para proteger las instalaciones que montan al efecto como los actos solemnes y tradicionales.

Determinadas personas no entienden la convivencia democrática e intentan perjudicar estas expresiones de fervor popular.

En Motril, Levantina de Seguridad fue contratada por el Ayuntamiento de la localidad y la Agrupación de Cofradías para proteger la Carrera Oficial y la Tribuna de Semana Santa.

Sobre las 4 de la madrugada en una ronda de su recorrido el vigilante de seguridad, observó a dos individuos agazapados junto a la tela de terciopelo de la tribuna a la que estaban prendiendo fuego.

El vigilante de seguridad apagó la tela y se enfrentó a los dos delincuentes que le agredieron logrando tirarle al suelo y dándose a la fuga. El vigilante de seguridad salió en persecución de ellos y los alcanzó en la Plaza Javier de Burgos donde los delincuentes vuelven a enfrentarse al vigilante de seguridad. Finalmente gracias a la destreza del vigilante de seguridad de Levantina de Seguridad los delincuentes fueron reducidos y puestos a disposición de una patrulla de la Policía Local que los detiene.

Da la circunstancia que uno de los detenidos tenía una orden de busca y captura, era un activo delincuente contra el patrimonio buscado además por un robo nocturno en una gasolinera.

El vigilante de seguridad ha sido felicitado personalmente por la alcaldesa de Motril y propuesto para una mención por la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Granada.

Levantina de Seguridad ha incluido esta acción en su expediente y lo ha propuesto para mención y premio en metálico por actuar conforme al espíritu de Levantina de Seguridad en defensa de la seguridad de los bienes encomendados con el máximo celo y efectividad.