La llegada de la crisis ha forzado a muchas empresas del sector de la seguridad privada a modificar sus estrategias comerciales drásticamente.

Muchas han optado por una bajada de precios en sus servicios hasta el punto de irrumpir en la competencia desleal, llegando a incurrir en pérdidas en sus cuentas de resultados, generando así un endeudamiendo importante que en muchos casos ha degenerado en el cierre de la propia empresa.

Levantina de Seguridad no ha sido el caso. Fiel a su filosofía empresarial desde los 80, la empresa valenciana afianzó más si cabe la calidad de sus servicios como estrategia ante la crisis, manteniendo a toda costa su control de calidad en inspecciones de servicios, personal administrativo y departamento jurídico.

La política comercial se reestructuró eliminando aquellos contratos con escaso aporte a la cuenta de resultados así como los concursos con formas de pago excesivamente dilatadas, especialmente los concursos públicos. Esto tuvo un efecto inmediato en la consolidación de sus balances especialmente en el apartado tesorería, lo que evitó en gran medida recurrir a financiación externa.

Las nuevas consignas empresariales se extrapolaron paralelamente en todas sus delegaciones: Madrid, Granada, Tarragona, Alicante y Castellón. Ésta última bajo la dirección de José Luis Segovia, ha destacado notablemente por su fuerte implantación en la provincia.

La estrategia perfectamente desarrollada por Javier Benítez Administrador de la empresa y José Luis Roberto Jefe de seguridad, ha afianzado más si cabe a Levantina de Seguridad como una empresa líder en el sector, materializando su éxito con un incremento de dos dígitos incluso manteniendo sus precios en periodos revueltos como los que nos ocupan.

Levantina prevé reinvertir gran parte de sus beneficios en la adquisición de nuevas tecnologías y bienes materiales para seguir en la vanguardia del competitivo mercado de la seguridad privada. Por otro lado la empresa pretende mantener su ritmo de crecimiento durante el presente ejercicio 2016 manteniendo las políticas que tan buen resultado han ofrecido.