Se hace llamar los vigilantes de Seguridad de los Païses Catalans.
F. F. R. A., SCP. Es una supuesta empresa de seguridad, dicha mercantil está a nombre de ex concejal del Ayuntamiento de Cardedeu por la CUP en la pasada legislatura y está registrada en el sector de "restaurantes y puestos de comida".

 

No está dada de alta en el registro oficial de empresas de seguridad por lo no puede desarrollar la actividad de seguridad privada. No obstante, pese a esta irregularidad, Ayuntamientos de CDC no tienen reparos para contratarla.

La empresa exige a los trabajadores llevar la defensa reglamentaria con una bandera separatista, y participa en eventos como controladores de acceso.

Sus trabajadores se vanaglorian de hablar únicamente en catalán y sellan sus porras con una estelada.

Los ayuntamientos catalanes en manos de CDC y ERS han contratado a esta empresa para vigilar los llamados “Paísos Catalanes”: Cataluña, Valencia, Baleares y parte de Aragón.

Y en la red social de Facebook, los vigilantes de seguridad utilizan chalecos en los que se lee "vigilantes de seguridad de los Països Catalans", así como un perfil ilustrado con dos vigilantes de seguridad con la porra separatista.

La mercantil publicó anuncios para buscar "controladores de acceso", los requisitos eran que los aspirantes tuvieran buena presencia, buen trato con la gente, titulación acreditada por la Generalitat de Catalaluña, e imprescindible hablar catalán.

El lema de la empresa es "pequeña empresa de servicios dedicada a cubrir conciertos y eventos de organizaciones, entidades y particulares que aprecien el buen trabajo". Y por supuesto no dudan en reivindicar su ideología separatista: "La seguridad llevada por gente de casa, de la tierra. Llevamos porra porque nos obligan, pero la llevamos a nuestra manera".

Lo que está claro es que dicha mercantil hace caso omiso de la Normativa Básica Reguladora de Vigilantes de Seguridad, donde en el apartado Armas de Fuego, medios de defensa y distintivos se especifica lo siguiente:

Los vigilantes de seguridad portarán la defensa reglamentaria en la prestación de su servicio, salvo cuando se trate de la protección del transporte y distribución de monedas y billetes, títulos-valores, objetos valiosos o peligrosos y explosivos.

La defensa reglamentaria de los vigilantes de seguridad será de color negro, de goma semirrígida y de 50 centímetros de longitud; y los grilletes serán de los denominados de manilla.

Previa solicitud de la empresa de seguridad, la Dirección General de la Policía podrá autorizar la sustitución o complemento de la defensa reglamentaria por otras armas defensivas, siempre que se ajusten a lo prevenido en el Reglamento de Armas. De igual manera, podrá autorizar la utilización de otros elementos defensivos, para su uso en acontecimientos o servicios que, por sus condiciones de desarrollo, lo requieran.