El joven de 23 años ha sido detenido en Vitoria acusado de intentar robar una máquina para cortar el pelo valorado en 320 euros y de agredir al vigilante de seguridad que le sorprendió cometiendo el delito. Los hechos ocurrieron sobre las dos y media de la tarde, en un establecimiento comercial del centro de Vitoria.

Al parecer el joven había ocultado bajo su ropa el cortapelo, después se dirigía hacia las puertas de salida del establecimiento, cuando fue interceptado por uno de los vigilantes de seguridad.

El detenido reaccionó de manera violenta intentando darse a la fuga, pero finalmente fue reducido gracias a la intervención de otros dos vigilantes de seguridad.

El primer vigilante de seguridad tuvo que ser asistido en el Hospital de Santiago por un corte en una ceja, que precisó de puntos de sutura. Sufrió además otras contusiones en distintas zonas del cuerpo, y daños en unas gafas de visión.

Ante estas evidencias los agentes de la Ertzaintza detuvieron al joven acusado de un delito de robo con violencia.

Si buscamos en internet “robo con violencia”, aparece en otros resultados la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Artículo 237, que dice: <<Son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren>>

Artículo 237 modificado por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, publicada en el Boletín Oficial del Estado, el 31 de Marzo de 2015.