La tecnología de seguridad con las cámaras proporciona vigilancia continua y, si se tiene alarma, se avisa a la policía. Pero, mientras estos llegan, el incidente está teniendo lugar. Los vigilantes de seguridad son el apoyo de los servicios de seguridad para actuar antes de que el suceso ocurra.



Las empresas de seguridad ofrecen con su servicio la tranquilidad gracias a los vigilantes aunque muchas compañías dudan en contratarlos. Para esclarecer las funciones de dicho trabajador, se comentan a continuación:

• Vigilar y proteger bienes, lugares o eventos además de las personas que pudieran estar en las localizaciones mencionadas.

• Transportar y distribuir objetos como pueden ser: armas, sustancias, explosivos y otros materiales peligrosos.

• Custodiar monedas y billetes, joyas, antigüedades, obras de arte y otros artículos que puedan ser susceptibles de vigilancia debido a su valor.

• Realizar investigaciones relacionadas con personas, hechos o delitos que sean perseguibles a instancia de parte.

• Instalar y mantener equipos, dispositivos y otros mecanismos de seguridad que estén conectados a una alarma o a un centro de control.

• Transmitir la información que se requiera a las Fuerzas y a los Cuerpos de Seguridad que anteriormente hayan sido alertados.

• Llevar a cabo represión en caso de necesidad pudiendo pedir identificación y reteniendo a la persona. Con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana se ha dado más libertad en este sentido.

• Realizar la recepción, comprobación de las personas del recinto a vigilar y la orientación de estos.

• Por último, también podrá vigilar los exteriores de edificios como cárceles o instituciones públicas.

En la actualidad a los vigilantes de seguridad se les ha otorgado tantas funciones porque los Cuerpos de Seguridad no llegan a tiempo y a veces hay que actuar de manera inmediata. Con el tiempo, se ha convertido en una profesión exigente debido a la multitud de altercados y sucesos.