urbanizaciónCada vez se extiende más la conciencia de que en las zonas residenciales o las urbanizaciones es necesario reforzar la vigilancia y contar con los servicios de seguridad y vigilantes de seguridad especializados, para garantizar una protección constante.



Es una realidad palpable que en los últimos años, coincidiendo con la crisis que afecta a una gran parte del entorno cotidiano, el incremento de robos en domicilios particulares no ha parado de aumentar. La repercusión de estos actos delictivos ha sido especialmente relevante en las urbanizaciones que, por sus características de aislamiento, facilitan mucho que los ladrones campen a sus anchas. Así, han proliferado bandas organizadas y profesionalizadas que se han dedicado al expolio de residencias de este tipo, con resultados muy lucrativos.

A continuación, un resumen de los datos registrados sobre este tipo de delitos:

• En 2012, los robos con fuerza en domicilio se incrementaron en todas las comunidades autónomas, aunque en 2013 solamente crecieron en diez de ellas.
• Según datos oficiales, de los primeros nueve meses de 2013, se denunciaron una media de 352 robos diarios en viviendas.
• España estaba por debajo de la media de robos en domicilios, aunque en los últimos años el Ministerio del Interior ha señalado su aumento.

En una urbanización es muy importante minimizar los riesgos y, por tanto, el papel que desempeñan las empresas de seguridad es crucial para disfrutar de la tranquilidad que se merecen los residentes. Además, estos profesionales pueden ofrecer una gama de complementos y servicios, reunidos en un plan de seguridad integral, que se adapten a las necesidades específicas, ocupándose del control de accesos y del mantenimiento de las zonas y de los servicios comunes mediante vigilantes de seguridad profesionales.

Confiar la gestión de la seguridad a las empresas especializadas, que cuentan con técnicos expertos, contribuirá a una armonía en el funcionamiento de la zona protegida y a la reducción de los índices de robos.