Cuando se celebran festivales o eventos multitudinarios, el elemento más importante a tener en cuenta es la seguridad en la organización. Que existan unos servicios de seguridad que sean operativos y eficaces es fundamental para evitar que se produzca una situación de crisis o pánico. Contratar empresas de seguridad y establecer un plan de emergencia son dos requisitos fundamentales para evitar cualquier complicación y saber reaccionar, en caso de que sea necesario.



En primer lugar, los recintos deben contar con unas medidas de seguridad y licencias que resultan imprescindibles. Por ejemplo: tener sistemas contra incendios, salidas de emergencia, puertas antipánico... Por otro lado, el equipo debe realizar un plan de actuación, esto es, establecer los riesgos potenciales ante cualquier evento e identificar por zonas: los accesos públicos, las instalaciones en riesgo, probabilidades de incendio, evacuación o determinar por dónde puede realizarse una intervención sanitaria. Así, los vigilantes de seguridad deben conocer los medios disponibles y auxiliares del recinto. Por otra parte, deben acotar espacios concretos y mantener un control de acceso a los actos y de circulación de vehículos... El equipo de vigilancia permite que se desarrolle el acto, conforme al orden y protocolo de la organización. Y cuenta con un plan de autoprotección, contingencias, comunicación y coordinación con los equipos de intervención de emergencias.

Existen diferentes sistemas de predicción, por modelos de eventos, como el cálculo manual, que contabiliza qué tipo de incidente es más probable, fuentes potenciales, puntos sensibles o velocidad de desarrollo. Otro sería la simulación informática y, por último, mediante ejercicios reales, con simulacros parciales o globales.

De esta forma, es necesario conocer y prever los puntos conflictivos que puedan surgir para coordinar los efectivos en equipos de intervención, que, a su vez, deben estar entrenados en situaciones de riesgo, de cara a controlar que los eventos se produzcan de forma segura y con todas las garantías de protección.