Seguro que en más de una ocasión le ha pasado. Ha ido a comprar y le han pedido las cajeras de turno que les abra de par en par el bolso, la mochila o incluso el carrito del bebé.

 

¿Debe usted mostrar su bolso a la cajera cuando entra en ciertos establecimientos comerciales? Las asociaciones de vigilantes privados creen que la medida atenta contra la legalidad, que invade la privacidad de cualquier persona que va a comprar a un establecimiento y que sólo el colectivo de vigilantes estaría habilitado para realizar esa labor. Así lo señala la asociación asturiana de vigilantes de seguridad que sostiene además que las cajeras estarían cometiendo una infracción tipificada ya que sus labores no cubren el realizar este tipo de acciones. La gran mayoría de las cajeras son obligadas por sus jefes de tienda a realizar estas labores al no tener vigilantes de seguridad contratados que se encarguen de ello. Las quejas son habituales. La exigencia de mostrar el bolso, la mochila o pertenencias personales a la cajera, según rezan muchos carteles a la entrada de superficies comerciales, supermercados e hipermercados, han provocado el rechazo de los vigilantes privados. Y no sólo de estos profesionales de la seguridad ya que los clientes también se quejan numerosamente ya que se siente molestos ya que parece que se les 'acuse' de haberse metido algo en el bolso.