Los amigos de lo ajeno van a tener que pensárselo dos veces antes de acudir a robar a Fuente del Jarro. Desde el presente mes de diciembre el polígono industrial es un fortín cuyos accesos disponen de videovigilancia las 24 horas del día. El sistema, que dispone de un software inteligente para detectar vehículos sospechosos, le ha costado a los empresarios 92.000 euros. El consistorio asumirá los gastos de la unidad de vigilancia.

«Queremos que, como los grandes polígonos, Fuente del Jarro sea lo más parecido a un fortín», explica el gerente de la asociación empresarial Asivalco, Joaquín Ballester. Según informa el Ayuntamiento de Paterna, el sistema funciona desde el pasado dos de diciembre.

«Un total de seis agentes de policía local, en tres turnos, se encargan de vigilar las imágenes que proporcionan las cámaras», indican, y añaden que sólo faltan «detalles» para que el operativo funcione a pleno rendimiento. «Se van a incorporar dos nuevas pantallas de plasma y un nuevo servidor para las labores de control», concretan. Alrededor de 14 policías han recibido los cursos de formación adecuados para cumplir con las labores de vigilancia en caso de baja de los titulares.

Gran parte del importe sufragado por Asivalco costeará el programa de detección de matrículas que permitirá a los agentes detectar irregularidades en el tránsito de automóviles en el polígono. «Se trata de un software que, de manera automática, lee las placas de los coches y hace saltar una alarma en determinados supuestos. Por ejemplo, da la alerta si entra en el recinto un vehículo buscado por la policía, y se puede programar para que avise en caso de que un automóvil entre repetidas veces», explica Ballester.

El operativo funciona con una red Wimax, una tecnología similar al Wifi pero más segura, según informa Asivalco, que adelanta que el objetivo de los empresarios de Fuente del Jarro es ampliar la actual red de cámaras. «Una vez instalado el grueso del dispositivo, mejorarlo es muy económico. La idea es añadir puntos de videovigilancia con el paso del tiempo», anuncia Ballester. Por el momento se están grabando los principales accesos al recinto empresarial y determinados «puntos clave», donde ya se han obtenido resultados satisfactorios. «Hubo un pequeño accidente y, gracias a las grabaciones, se pudo dar con el vehículo responsable de un desperfecto», informan.

Según indica el Ayuntamiento de Paterna, el nuevo sistema de vigilancia de Fuente del Jarro se une al despliegue de otras 16 cámaras de seguridad de las que dispone el término municipal desde el mes de junio de 2011. La instalación tuvo un coste de alrededor de 200.000 euros para la localidad y también permite la lectura de matrículas. «De hecho, ya se ha realizado alguna detención en la población gracias a su aplicación», informan desde el consistorio.

Además, a través de la empresa responsable de la seguridad privada del polígono, el parque empresarial ha sido dotado de un desfibrilador y una cámara térmica que colabora en la identificación de vehículos sospechosos al aportar información sobre el tiempo de estacionamiento de los automóviles a partir de su temperatura.

Las Provincias