Dos individuos fueron retenidos por los vigilantes de seguridad compañeros de Levantina, cuando intentaban huir tras haber vaciado el depósito de gasoil de uno de los vehículos aparcados en una calle del polígono industrial de Paterna.

Su actitud sospechosa les delató y los vigilantes procedieron a darles el alto. El fuerte olor a gasoil que desprendía el coche presagiaba el delito. Tras una inspección ocular de las inmediaciones se observó como uno de los vehículos aparcados perdía combustible por su depósito, el cual estaba agujereado.

La policía local a su llegada comprobó los hechos e incautó del vehículo de los delincuentes un destornillador, una garrafa y unos guantes impregnados de gasoil. Posteriormente trasladó a uno de los dos ocupantes a comisaría por tratarse de un menor. Ambos quedaron a disposición judicial.

Enhorabuena a nuestros compañeros vigilantes de seguridad.