Los compañeros de Fuente del Jarro en colaboración con la Policía Nacional, redujeron a un individuo violento en la estación de metro del polígono industrial.

Los vigilantes fueron avisados por un grupo de usuarios del metro de la existencia de una persona violenta que increpaba a todos los usuarios que se encontraban en la estación. Tras intentar infructuosamente calmarlo y ante la sospecha de que pudiera estar bajo los efectos del alcohol o drogas, decidieron avisar a la Policía Nacional.

Una vez en el lugar los efectivos comprobaron el estado alterado del sujeto, que  tras insultar a los miembros de la policía intentó agredirles físicamente, momento en que los vigilantes de seguridad colaboraron en su reducción, abalanzándose sobre él hasta neutralizarlo.

El detenido, fue trasladado al hospital para ser tratado de una lesión en un brazo originada durante su detención.