Levantina de Seguridad es, sin lugar a duda, la compañía que más menciones oficiales recibe de la Dirección General de la Policía por la actuación de sus vigilantes y su colaboración con las fuerzas de seguridad.

Esta posición de privilegio se realiza en función de la ratio: número de menciones, número de vigilantes, en comparación con el sector.

Cercano el día de la Seguridad Privada en el que se homenajeará a los vigilantes de seguridad más sobresalientes del año 2012, Levantina quiere resaltar algunas de las muchas intervenciones de estas últimas semanas.

Muerte por Infarto

Dos vigilantes de servicio acuden ante la llamada de auxilio de una vecina a cuyo marido le la ha dado un infarto.

Los vigilantes se hacen cargo de la situación llamando al 112 y practicando un masaje cardiorrespiratorio, así como recogiendo a la ambulancia y llevándola al lugar de los hechos. Veinticinco minutos después llega el servicio médico estando el vecino con pulso débil y moviendo los ojos, falleciendo cinco minutos más tarde. 

Apresados dos individuos “In Fraganti”

Los vigilantes de seguridad de un polígono industrial reciben una llamada de una empresa que ha detectado a dos individuos robando material.

Se trasladan a la empresa y detienen a los individuos. Visionadas las cámaras se comprueba que efectuaron cinco días antes un robo con material de aluminio valorado en 18.000 €.
La Policía Nacional se hace cargo trasladándolos en calidad de detenidos. 

Colaboración con la Policía Nacional

Tres individuos roban 2 teléfonos móviles a dos jóvenes con intimidación, siendo visionados por un agente. La Policía Nacional junto con los vigilantes inician una persecución logrando detener a los tres individuos.


De esta manera, de forma continua, los vigilantes de Levantina de Seguridad, perfectamente motivados, y potenciados por la empresa con menciones en su expediente y premios en metálico, desarrollan su actividad diaria de forma encomiable y con plena satisfacción de sus clientes.