Los vigilantes detectaron un arma simulada en el interior del vehículo y varios objetos para perpetrar robos

Dos vigilantes de seguridad de Levantina de Seguridad impidieron que cuatro individuos perpetraran diversos robos en una urbanización al detectar un comportamiento sospechoso.

Pasadas las 2.30 de la madrugada dos vigilantes de Levantina de Seguridad se percataron de la presencia de un vehículo sin luces con cuatro ocupantes en su interior con una actitud irregular.

Los miembros de seguridad de Levantina interceptaron el vehículo cuando éste estaba encarado hacia la salida de la urbanización. En el interior del vehículo estaba el conductor, una chica agazapada en el asiento trasero y dos individuos fuera que decían que habían salido "a mear y que venían de fiesta".

Los dos vigilantes encontraron en el vehículo unos guantes, una cuerda, un pico, unas tenazas y una pistola de 9 mm. Informando rápidamente a la Guardia Civil.

Al los pocos minutos de ser avisada, los miembros de la Benemérita se presentaron en el lugar de los hechos. La Guardia Civil identificó a los ocupantes del vehículo confirmando múltiples robos y diversos antecedentes de estas personas, entre ellos hurto, robo y drogas. Las dos pistolas que se encontraron finalmente en el interior del vehículo resultaron ser simuladas.