Los vigilantes rescataron de la vivienda a cinco adultos y a un niño mientras las llamas consumían el inmueble

La rápida actuación de dos vigilantes de seguridad impidió una tragedia el pasado 21 de marzo al evacuar a seis personas, entre ellas un niño, de un incendio que se produjo en una vivienda.

Tras recibir el aviso de un vecino, los dos vigilantes de Levantina de Seguridad avisaron a los bomberos y rápidamente se dirigieron al lugar de los hechos encontrando ante sí un incendio que se estaba propagando rápidamente por la vivienda.

En una rápida actuación (el fuego ya había consumido el comedor y el porche) los vigilantes de seguridad evacuaron a cinco adultos y a un niño de corta edad e intentaron controlar el incendio con mangueras y extintores al ser avisados que en la cocina habían dos botellas de gas butano.

Las altas temperaturas y el denso humo impidieron a los vigilantes controlar el incendio por lo que procedieron a delimitar el perímetro para impedir que nadie se acercara por si se producía una deflagración de las bombonas de gas.

Minutos después se presentaron la Guardia Civil y la Policía Local de Serra a los que se les informó de los hechos. Tras la llegada de los bomberos se les acompañó a realizar recargas de agua a las BIE del camino de la Balsa ya que la urbanización no disponía de ellas.

A las 6.50 de la mañana los bomberos dan por extinguido el incendio del domicilio y abandonan la urbanización.