Los vigilantes aseguraron la zona y controlaron el incendio hasta la llegada de los bomberos

Los servicios de vigilancia de Levantina de Seguridad impidieron el pasado 24 de febrero que se originanara un gran incendio gracias a su rápida actuación.

En su ronda de patrulla dos vigilantes obeservaron que en las inmediaciones de la Calle Sevilla se estaba produciendo un incendio en el interior de una vivienda. Tras acceder a la parcela los vigilantes detectaron rápidamente dos grandes focos de fuego que se estaban extendiendo y afectando a parcelas colindantes.

Ante la intensidad del fuego los vigilantes de seguridad avisaron al servicio de emergencias del 12 informando de la gravedad de los hechos y solicitando la presencia de la FFCCSE y de una dotación de bomberos.

Una vez asegurado el desalojo de los vecinos y no habiendo riesgo de integridad de ningún propiertario los vigilantes procedieron a hacer uso de los extintores hasta la llegada de los bomberos. Además se procedió a retirar unas bombonas de gas butano ante la posibilidad de una explosión inminente.

Una vez aseguriada la zona los vigilantes de seguridad intervinieron sobre los focos de fuego, además de humedecer las zonas de las parcelas no incendiadas aún muy cercanas al fuego para evitar males mayores.

Momentos después se presetó la Guardia Civil y las dotaciones de Bomberos donde se les informó de los hechos para posteriormente sofocar definitivamente el incendio. Un par de horas después el servicio de vigilancia de Levantina se persona en el lugar para comprobar que no ha habido ninguna reactivación del fuego.