Un vigilante de Levantina de Seguridad evita una brutal paliza con su rápida intervención en el Puente de las Flores de Valencia

Tras iniciar su ronda nocturna, un vigilante de Levantina de Seguridad observó en la zona peatonal del Puente de las Flores el pasado 28 de octubre a tres individuos propinando una brutal paliza a dos personas que estaban en el suelo.

El guardia jurado hizo sonar su silbato como medida disuasoria y emprendió una rápida carrera hacia el lugar donde se estaba produciendo la agresión. Antes de la llegada del vigilante los tres agresores salieron huyendo en distintas direcciones.

Las dos personas golpeadas fueron un médico del Hospital General de Valencia y su ayudante. Estos explicaron al vigilante de Levantina de Seguridad que los agresores querían robarles. Minutos después de avisar a la Policía, ésta llegó al lugar de los hechos donde se le informó de lo ocurrido.

El médico tenía moratones en la cara y su ayudante se quejaba de la cabeza. Mientras el vigilante estaba dando el parte a la patrulla, el médico sufrió un mareo y se le tumbó en un banco. Rápidamente se llamó a una ambulancia. El Samur se presentó a los pocos minutos para atender a los dos afectados.

Puente donde se produjo la agresión