"La seguridad ha aumentado un 30% más desde que el Levante está en Primera"

Un equipo de Primera necesita seguridad de primera. Y es lo que tiene el Levante UD con Levantina de Seguridad. Un equipo de profesionales que trabajan árduo para que todos los aficionados que acuden cada fin de semana al Ciutat de València disfruten de su equipo sin ningún tipo de incidentes.

"La seguridad contratada ha aumentado desde que el Levante está en Primera División. Podríamos hablar de un 30% más en los partidos normales y de un 60% más cuando viene el Madrid o el Barcelona por considerarse partidos de alto riesgo por el volumen de aficionados que desplazan", afirma Juan Antonio Sánchez, director de Seguridad del Levante UD.

La mecánica que se sigue a la hora de preparar un partido se basa en una reunión previa con el coordinador de seguridad de la Policía Nacional donde se marcan las directrices a seguir en el encuentro. Si el choque es de alto riesgo "también acuden Cruz Roja, Protección Civil y Antidisturbios", añade Sánchez.

La labores de los vigilantes de Levantina de Seguridad en el Ciutat de València son controlar que no ocurra nada ni antes, ni durante ni después de los partidos. "Desde el registro en la entrada del estadio a mirar las pancartas por si hay lemas que inciten a la violencia" son algunas de estas tareas como explica el director de Seguridad del equipo granota.

"La Ley del Deporte contempla sanciones muy duras cuando ocurren incidentes. Sin embargo dentro de los estadios cada vez ocurren menos", indica Sánchez, que añade: "La afición del Levante UD siempre ha sido un ejemplo dentro y fuera del estadio".

Vigilando el estadio Ciutat de Valencia