El hombre había avisado a su mujer días antes de la intención de quitarse la vida

La rápida intervención de dos vigilantes de seguridad de Levantina de Seguridad salvó la vida de un hombre la pasada semana. El varón se encontraba sólo en casa y días antes había indicado a su mujer su intención de quitarse la vida.

Tras regrerar a su domicilio, la mujer llamó al timbre y no obtuvo respuesta de su marido. La mujer insistió varias veces con el videoportero, pero no obtenía señales de vida de su marido. Su preocupación por las palabras de su pareja en días anteriores hizo que ésta alertara a los vigilantes de Levantina de Seguridad, que se encargan de la seguridad de la urbanización ubicada en Bétera donde vive este matrimonio.

Los vigilantes José Sayas Garrido y Joaquín Martínez Callado, tras ser requeridos por la mujer, se presentaron rápidamente en su domicilio para comprobar el estado del marido. Tras el aviso a la Policía se consiguió entrar en el domicilio para encontrar al hombre tendido en el suelo.

Una ambulancia se presentó rápidamente en el lugar de los hechos para trasladar al hombre al hospital para que lo examinaran. Una vez más, la rápida actuación de los vigilantes de Levantina de Seguridad ha evitado una tragedia.