El sindicato CIG-Saúde anunció que pedirá a la gerencia de Atención Primaria que le facilite datos sobre las agresiones sufridas por el personal que presta sus servicios en atención primaria.

El sindicato CIG-Saúde anunció que pedirá a la gerencia de Atención Primaria que le facilite datos sobre las agresiones sufridas por el personal que presta sus servicios en atención primaria. Esta demanda de información fue realizada a raíz de que la gerencia no renovara el contrato a las empresas de seguridad que se encargaban de esta labor. Para la organización nacionalista los más conflictivos, por el número de pacientes que acuden, son los PAC de Fingoi, Vilalba y de Viveiro que se quedan sin vigilante de seguridad durante las noches.

Este sindicato recuerda que la pasada primavera un médico de guardia en el servicio de urgencias de Fingoi fue agredido por varias personas cuando acudía a auxiliar a un supuesto accidentado en las inmediaciones del recinto. Insiste en que el vigilante de seguridad jugó en esa ocasión un papel determinante para evitar que el facultativo sufriera lesiones de mayor gravedad que las que lo mantuvieron de baja durante tiempo.

CIG-Saúde valoró de forma negativa la medida de la gerencia de atención primara de no renovar los contratos de vigilancia privada «por non esta comunicada nin argumentada».

www.lavozdegalicia.es